Cómo saber que elegimos a la niñera ideal

Una vez que has contratado a una niñera, después de haber pedido referencias y de considerar recomendaciones de otros padres, ¿cómo puedes asegurarte de que está cuidando correctamente a tu hijo? Estas son algunas señales que hablan bien de su trabajo:
• Tu hijo se alegra de verla. Si la niñera es cariñosa, paciente y eficaz, los niños tienen ganas de que llegue el momento de estar con ella.

• Tu hijo habla mucho de las cosas que su niñera hace y dice. Puedes encontrar una niñera eficaz, pero cuando de verdad le gustan los niños, éstos lo notan enseguida.

• Encuentra soluciones creativas a los problemas y trabaja en equipo contigo para dar los mejores cuidados a tu hijo. Si tu hijo se ha quedado sin lapices de colores, por ejemplo, encontrará algunas cosas en la casa que podrán utilizar para hacer un proyecto de arte. Si tu hijo no está durmiendo siestas, te lo comentará a manera de que se encuentre una solución.  Notarás que se toma su trabajo en serio, tanto a la hora de tomar una iniciativa como de colaborar contigo.

• Llega a tiempo. No sólo llega a tiempo siempre, sino que te avisa con tiempo suficiente cuando le resulta imposible cuidar a tu hijo porque le surgió una situación de emergencia, e incluso te ayuda a encontrar a alguien que la sustituya.

• Hace un esfuerzo por mantenerse en contacto. Una niñera que toma su trabajo en serio te mantendrá informada de las actividades diarias, de palabra o dejando notas. Si apartas cierto tiempo para hablar con ella sobre tu hijo, entenderá que quieres saber qué hace el pequeño y te mantendrá al tanto de cualquier problema.

• Tu hijo aprende nuevas canciones y nuevas palabras, y te enseña todos los proyectos que está haciendo con ella. Los buenos cuidadores saben que los niños desean aprender cosas nuevas, y tienen buenas ideas para satisfacer su curiosidad. Intentarán responder a sus preguntas con imaginación y pensarán en forma creativa de enseñarle cosas nuevas. Debido a que sus actividades son divertidas y entretenidas, los niños querrán demostrar todo lo que son capaces de hacer y aprender.

• Tu hijo está limpio y la casa no queda en desorden cuando la niñera se va. Tu principal interés es que la niñera se concentre en tu hijo, no en tu casa, pero debería recoger el desorden que crea con las diferentes actividades. También debe asegurarse de limpiar las manos y la cara de tu hijo cuando se ensucien.

• No se producen accidentes frecuentes. Por supuesto que tu hijo se caerá de vez en cuando, pero una buena niñera se preocupa por la seguridad del pequeño, tanto dentro de la casa como cuando salen a pasear. Tomará al niño de la mano cuando cruce una calle camino al parque, lo estará vigilando constantemente cuando juegue en el jardín o en el patio de la casa, y si tienes vallas de seguridad, las mantendrá cerradas.

Por último, busca un equilibrio entre lo que esperas de tu niñera y el salario que puedes pagarle. Infórmate sobre lo que cobran otras niñeras de tu área que realizan tareas similares con niños de la misma edad que el tuyo, para asegurarte de ofrecer una compensación razonable.

A lo mejor te preguntarás si la edad es importante, nosotros pensamos que no pues muchas veces lo que nos ayuda es la experiencia y esta no va ligada a la edad.

Bueno estas son algunas señales que puedes seguir, aunque quizás a ti se te ocurrirán otros, aunque estas que te enlistamos son los más importantes y que siempre debes de considerar.

FUENTE: espanol.babycenter.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s